Acerca del autor

Equipo Editorial de El Hospital*

Equipo Editorial de El Hospital*

El control de acceso en las instituciones de salud

Los sistemas de control de acceso en el sector salud son únicos, ya que deben ser capaces de restringir el acceso a áreas sensibles, prevenir la propagación de enfermedades, evitar el robo de equipos de atención médica y medicamentos vitales, y proteger tanto a pacientes como a empleados. 

Pese a la necesidad de contar con sistemas de seguridad sólidos y el respeto por las leyes que rigen el sector, los hospitales aún tienen cierto margen de maniobra sobre cómo manejan el control de acceso. Después de todo, muchas instalaciones médicas tienen diferentes salas, unidades de pacientes y diseños físicos, por lo que deben invertir en un sistema de seguridad del hospital diseñado de forma individual. 

En el mercado ya existe una serie de opciones de control de acceso disponibles para el cuidado de la salud que, como regla general, dependen de la especialización del hospital, la arquitectura y, por supuesto, el presupuesto

En países como México y otros de América Latina hay hospitales y clínicas que aún dependen en gran medida de los controles de seguridad manuales realizados por el personal, colocando demasiado en manos de los encargados de seguridad, mientras implementan barreras físicas para el mundo exterior que se ubican en múltiples puntos de contacto. Por ejemplo, un miembro del personal verifica la identificación del visitante y lo llama manualmente. 

“Aún hay hospitales que dependen en gran medida de los controles de seguridad manuales realizados por el personal, colocando demasiado en manos de los encargados de seguridad”

En la mayoría de hospitales de la región, aún los datos de los visitantes se deben ingresar de forma mecánica en el registro de una computadora y, aunque las barreras físicas pueden conectarse a unidades de control de acceso independientes distribuidas en todo el hospital, no proporcionan la opción de monitoreo simultáneo. Estas opciones resultan ya desactualizadas puesto que los sistemas de seguridad del hospital ahora pueden depender de soluciones avanzadas de control de acceso electrónico. 

Amenazas permanentes

Las instalaciones de atención médica, como los hospitales, suelen estar abiertas las 24 horas del día, los siete días de la semana, y deben ser accesibles al público. Como resultado, hay docenas o incluso cientos de visitantes desconocidos en un hospital a diario. Los escenarios médicos a menudo están cargados de drama y, en situaciones de emergencia, las emociones pueden ser elevadas en cualquier parte. 

Los pacientes (o incluso los familiares de los pacientes) pueden volverse beligerantes o incluso violentos. Los casos de cuarentena deben manejarse de manera rápida y eficiente para prevenir la propagación de enfermedades. Además, los hospitales y clínicas a menudo se preocupan por la seguridad del paciente, por disputas parentales, problemas jurídicos y los padecimientos mentales podrían llevar a que los pacientes sean secuestrados, lastimados o simplemente extraviarse. 

Además, con los medicamentos y equipos costosos distribuidos en todas las instalaciones, los hospitales son altamente susceptibles de robo y abuso. 

Por todo lo anterior, se estima que un sistema de control de acceso sólido e integral puede mejorar la seguridad general, disminuir la responsabilidad del hospital y aumentar la seguridad del paciente y del personal. 

Menos ‘puntos de contacto’

Los sistemas de control de acceso vienen en una variedad de diseños con numerosas características distintas disponibles, entre ellas la prevención de robos de equipos médicos y la restricción del acceso a zonas de cuidados especiales, por lo tanto, el tipo de sistema de control de acceso al hospital y las características específicas seleccionadas deben abordar estos problemas de seguridad. 

Por ejemplo, para prevenir la propagación de enfermedades, los fabricantes de productos de control de acceso a instituciones de salud, como clínicas y hospitales, se han enfocado en el diseño de soluciones para reducir la cantidad de ‘puntos de contacto’ en una instalación. 

Los ‘puntos de contacto’ son puntos de acceso donde un miembro del personal debe tener contacto físico con un objeto para poder atravesarlo, como un asa, una barra de empuje, un teclado o un dispositivo de seguridad similar. En un entorno hospitalario, donde la propagación de gérmenes es una preocupación importante, los ‘puntos de contacto’ representan un caldo de cultivo peligroso para los gérmenes. 

“Gracias a las nuevas tecnologías, los sistemas de control de acceso para hospitales ya no requieren muchos puntos de contacto, si es que los hay”

Gracias a las nuevas tecnologías, los sistemas de control de acceso para hospitales ya no requieren muchos ‘puntos de contacto’, si es que los hay. Por ejemplo, los lectores de puertas que leen y autentican una credencial a distancia eliminan la necesidad de tocar las teclas o los teclados. Las credenciales se pueden presentar en forma de una tarjeta inteligente útil para múltiples puntos de acceso y con lectura sin contacto. 

Del mismo modo, las puertas se pueden programar para que se abran de forma automática tras la verificación de las credenciales, eliminando los ‘puntos de contacto’. Con estas características, los sistemas de control de acceso ayudan a disminuir significativamente la posibilidad de propagación de bacterias. 

Utilidad de la biometría

Algunas zonas del hospital deben cumplir con estrictas reglas de control de acceso. Por ejemplo, los laboratorios de investigación médica o las salas de cirugía tratan con valores muy sensibles, y las personas con permiso para ingresar deben estar claramente identificadas. Por lo tanto, los hospitales implementan datos biométricos con el apoyo de lectores de huellas dactilares o iris para permitir la entrada en el área restringida.

El control biométrico de acceso, sin embargo, es más costoso y puede presentar riesgos ante emergencias como un incendio o en otras en las que la persona autorizada no esté presente para proporcionar el acceso. 

En la actualidad el mercado ofrece nuevas soluciones como los sistemas de seguridad combinados o multifactoriales, los cuales reúnen varias de las tecnologías mencionadas anteriormente. Por ejemplo, una persona debe colocar la huella digital en el lector, pero también debe escribir un código. 

La seguridad es una cuestión de todos, sin embargo, los sistemas de gestión de visitantes, el bloqueo electrónico desde una ubicación central, el seguimiento de RFID, los informes de auditoría, y el control de acceso electrónico para proteger áreas sensibles son medidas fundamentales para proteger a las personas y la propiedad.

 

*Con información de dormakaba, compañía europea especialista en sistemas de control de acceso.

 

Artículo proveniente de la edición impresa de Agosto-Septiembre de 2019 de El Hospital con el código EH0819ACCE