Promocione sus productos o servicios con nosotros
Bogotá, Colombia - Agosto de 2018 Página 1 de 3

Tecnología e innovación, una relación que marca la diferencia en el tratamiento de las arritmias

Luis Carlos Sáenz, MD*, y Carlos Tapias, MD**

Entre las innovaciones para tratar arritmias cardíacas están los catéteres con sensado de fuerza de contacto y cardiodesfibriladores para resonancia nuclear.

Uno de los principales factores a los que se enfrenta un electrofisiólogo es la alta posibilidad de obtener un diagnóstico tardío de la condición cardíaca de un paciente, teniendo en cuenta que es muy común que estos no perciban de manera clara o temprana los síntomas de este estado. En tal sentido, la tecnología y el acceso a ella han demostrado ser el factor decisivo para mitigar los riesgos de una valoración inoportuna.

Según datos de la Sociedad Latinoamericana de Estimulación Cardíaca y Electrofisiología, cerca de 350.000 colombianos sufren de arritmias y su posibilidad de tener calidad de vida depende de las innovaciones tecnológicas que se han desarrollado y que, hasta hoy, han demostrado ser eficientes y óptimas para la disminución de complicaciones durante los procedimientos; así como precisas para mejorar las tasas de sobrevida de pacientes con arritmias complejas.

Un ejemplo de estas innovaciones son los catéteres con sensado de fuerza de contacto, catéteres multielectrodo, actualizaciones del sistema de mapeo tridimensional, la terapia de resincronización cardiaca multipunto y los cardiodesfibriladores (CDI) condicionados para resonancia nuclear magnética.

La precisión de los catéteres con sensor de fuerza de contacto

El uso de esta tecnología le permite al electrofisiólogo llevar a cabo un mapeo y ablación de arritmias de una manera más eficaz y precisa. El fundamento de ablación de arritmias cardiacas se basa en la identificación de tejido miocárdico involucrado en la fisiopatología de la arritmia, y la entrega de energía para disrupción de las células y el tejido intersticial cardíaco relacionado.

Inicialmente, la localización de estas zonas críticas para el blanco de ablación se definía con relaciones fluoroscópicas y señales eléctricas cardíacas. Con el desarrollo de sistemas de mapeo tridimensional y la ecografía intracardiaca se ha logrado una identificación más exacta de las zonas críticas para el mantenimiento de las arritmias y, por ende, realizar entrega de energía en forma de radiofrecuencia o crioablación con una cantidad mínima necesaria para resolver la arritmia, sin comprometer tejido cardíaco sano que no es parte de la génesis de la arritmia.

Pero no solo es necesario identificar el blanco de la ablación para mejorar desenlaces en los procedimientos de esta, también hay que optimizar la entrega de energía hacia el tejido miocárdico logrando lesiones transmurales y continuas. Es aquí donde los catéteres de fuerza de contacto han permitido que los procedimientos de ablación sean más rápidos, eficaces y seguros.

Por tradición, la energía se aplicaba al corazón basado en la sensación táctil de la presión que estos catéteres ejercen contra los tejidos del músculo. Sin embargo, diferentes estudios ya han demostrado que esta orientación es inespecífica y puede provocar accidentes como pequeñas explosiones del tejido cardíaco ‘steam pop’, cuando se aplica la energía a través de los catéteres con mucha presión o realización de lesiones insuficientes porque el catéter no se encuentra en contacto con las paredes del miocardio. Todos estos problemas provocan recurrencias o procedimientos fallidos, que generan complicaciones para el paciente.


Palabras relacionadas:
Catéteres con sensado de fuerza de contacto en arritmias cardíacas, cardiodesfibriladores para resonancia nuclear, novedades en herramientas para electrofisiólogos, departamento de cardiología de la Fundación Cardioinfantil, Catéteres multielectrodo para diagnóstico de enfermedad cardiaca, dispositivos cardíacos electrónicos implantables, implementación de cardiodesfibriladores subcutáneos, Centro Internacional de Arritmias ‘Andrea Natale’.

Acerca del autor

Luis Carlos Sáenz, MD*, y Carlos Tapias, MD**

*Jefe del Centro Internacional de Arritmias ‘Andrea Natale’ de la Fundación Cardioinfantil, en Bogotá, Colombia. **Fellow de Electrofisiología de la Fundación Cardioinfantil.
x

Otras noticias relacionadas