Promocione sus productos o servicios con nosotros
Agosto de 2018 Página 1 de 4

Nuevas tendencias en tecnologías para quirófanos

Javier Camacho, IB, MSc

Los últimos desarrollos en planeación de neurocirugías y tecnologías de imágenes intraoperatorias integradas son parte de los quirófanos inteligentes.

Los más recientes avances en tecnología médica digital han permitido a los cirujanos alcanzar nuevos niveles de precisión y seguridad. Los softwares con alta sofisticación, los instrumentos y la tecnología de imágenes permiten a los especialistas diagnosticar, planificar y ejecutar las cirugías con resultados exitosos.

Un amplio portafolio de métodos y herramientas modernas han transformado las salas de cirugía y están a disposición de los cirujanos para mejorar las posibilidades de realizar procedimientos antes inimaginables. En este artículo se abordan los nuevos desarrollos en planeación de neurocirugías, neuronavegación, además de las tecnologías de imágenes intraoperatorias integradas en los nuevos quirófanos inteligentes.

La evaluación preoperatoria y la monitorización precisa de la anatomía funcional que rodea una lesión cerebral son cruciales para una neurocirugía segura y efectiva. La viabilidad operativa, el abordaje quirúrgico y el riesgo de déficits funcionales postoperatorios son consideraciones esenciales para la planificación y la ejecución de las intervenciones neuroquirúrgicas.

Planificación de neurocirugía con estimulación magnética

Como la anatomía cerebral de cada paciente es única, los nuevos procedimientos de mapeo cerebral han tendido a realizarse de manera específica. Es por eso que se han desarrollado numerosas modalidades de neuroimagen no invasivas para la cartografía cerebral funcional preoperatoria, como la resonancia magnética funcional (fMRI, por su sigla en inglés), la tomografía por emisión de positrones (PET, por su sigla en inglés), la magnetoencefalografía (MEG, por su sigla en inglés), y en especial la navegación con estimulación magnética transcraneal (nTMS, por su sigla en inglés), que ha tenido mucho interés en los últimos años.

La TMS es una técnica para estimular de forma no invasiva un área objetivo del cerebro, mediante la cual a través de una bobina de estimulación se induce una corriente pulsada. El mapeo cortical intraoperatorio con TMS es ideal para identificar la localización funcional de la corteza cerebral, y ofrece ventajas como la reducción del tiempo en la craneotomía despierta, y mejora en la toma de decisiones neuroquirúrgicas y en las estrategias de tratamiento intraquirúrgico [1, 2].  Además, entrega mejores resultados quirúrgicos, posee una excelente repetibilidad en la evaluación de las áreas de representación motora cortical, y se ha convertido en una herramienta interesante para las neurocirugías [1].  

Diferentes tecnologías de nTMS están disponibles en el mercado, entre ellas se resalta el sistema NBS System 5 de la empresa Nexstim, el cual ofrece alta precisión del campo estimulante, además de visualización en 3D del campo inducido y registro electromiográfico de seis canales [3].


Palabras relacionadas:
Planeación de neurocirugías, neuronavegación, tecnologías de imágenes intraoperatorias, nuevos quirófanos inteligentes, neurocirugía con estimulación magnética, qué es la magnetoencefalografía, novedades en Imágenes intraoperatorias, tomografía intraoperatoria (iCT), resonancia magnética intraoperatoria (iMRI), cirugías guiadas por imágenes multimodales, implementación de imágenes intraoperatorias.

Acerca del autor

Javier Camacho, IB, MSc

Javier Camacho, IB, MSc

Ingeniero biomédico. Magíster en Gestión de Innovación Tecnológica. Asesor editorial y bloguero de El Hospital.
x
Notas complementarias

Otras noticias relacionadas