Descargar Ebook
New Call-to-action
Bogotá, Colombia - Octubre de 2017

En Colombia se podría valorar el grado de discapacidad en pacientes con esclerosis múltiple

Investigadores presentaron una serie de pruebas físicas que permiten realizar una evaluación válida y confiable de la discapacidad motora.

Investigadores de la Universidad Nacional de Colombia, presentaron una serie de ejercicios físicos que permiten realizar una evaluación válida y confiable de la discapacidad motora en miembros superiores e inferiores de pacientes con la enfermedad.

Las nuevas pruebas posibilitan establecer la función motora de manera global. En miembros superiores evalúan la velocidad, la destreza, las habilidades motoras finas y la habilidad visomanual. En miembros inferiores facilitan establecer la velocidad de la marcha, valorar el equilibrio estático, el control postural y la fuerza.

El test está conformado por cinco ejercicios, “a nivel de miembros superiores la prueba de rotación de la moneda y la prueba de los cuadrados y, en miembros inferiores la caminata cronometrada de 25 pies, la prueba de equilibrio monopodal, y pararse y sentarse cinco veces”, explicó la investigadora Ivonne Alba Coronado, especialista en Medicina física y Rehabilitación de la Universidad Nacional de Colombia, en entrevista con El Hospital.

Durante la investigación, los ejercicios se aplicaron en pacientes adultos de dos EPS, con la colaboración de neurólogos especializados en el manejo de esta enfermedad degenerativa y crónica del sistema nervioso central que afecta a adultos jóvenes. Se incluyeron 47 personas con edades entre 18 y 80 años, con diagnóstico clínico y paraclínico de esclerosis múltiple documentado por resonancia nuclear magnética, que tuvieran la presentación remitente-recurrente.

Al comparar las pruebas planteadas y la estándar, se evidenció que todas las aplicadas, a excepción de la de pararse y sentarse cinco veces, tienen buena correlación y concordancia intraobservador, es decir que dan información válida y confiable sobre la limitación que tenga la persona para realizar la actividad.

En palabras de Coronado, “en esencia la prueba estándar, la Escala del Estado de Incapacidad Ampliada, establece criterios clínicos pero no el grado de discapacidad, como sí se puede establecer con las nuevas propuestas”.

Dentro de las principales ventajas de este test se pueden mencionar: la determinación válida y confiable de los cambios mínimos presentados por el paciente durante la evolución clínica y la respuesta al tratamiento, la evaluación de la función motora de los miembros superiores, la aplicabilidad en pacientes que conservan la marcha y en los que no, la facilidad en su implementación y brevedad en su duración, y la ausencia de entrenamiento especializado para su empleo lo que la convierte en herramienta accesible a todos los profesionales del equipo de salud.

Según se evidencie con las pruebas básicas, se puede establecer el tipo de discapacidad motora y de esta manera se aplicarán escalas clínicas específicas, o se realizarán exámenes más completos como en el caso de la marcha.

“Es de anotar que estos instrumentos se encuentran descritos en la literatura y se han utilizado en diversas patologías, pero no en esclerosis múltiple”, señaló la especialista.  Las pruebas no diagnostican la patología, establecen el grado de discapacidad lo cual permite diseñar y ejecutar un tratamiento rehabilitador de manera temprana.


Palabras relacionadas:
Síntomas de la esclerosis múltiple, enfermedad del sistema nervioso, diagnóstico de la esclerosis múltiple, evaluación clínica de la esclerosis múltiple, pruebas para detectar la esclerosis múltiple, exámenes para detectar EM.
x

Otras noticias relacionadas